Métodos naturales para mantener abejas y avispas alejadas de terrazas y jardines

Las abejas y las avispas son insectos beneficiosos y no deben ser controlados químicamente  – Alternativas naturales.

Con la llegada del buen tiempo, se empieza a hacer más vida en el exterior y la terraza, el balcón o el jardín a menudo reemplazan la cocina o el comedor para el desayuno. Nada mejor que empezar el día desayunando al aire libre y disfrutando de los primeros rayos del sol. Pero por desgracia, debido al olor de la comida rápidamente aparecen insectos como las avispas y las abejas, que también pueden ser peligrosos si pasan desapercibidos y tienen contacto con los alimentos o los vasos que después tendrán contacto con nuestra boca.

Consejos y remedios caseros para las avispas y las abejas en terrazas y jardines

  • No dejar botes de mermelada, miel o cremas dulces abiertos en la mesa.
  • Tapar los platos con comida.
  • Cubrir los vasos y las tazas.
  • Mantener las botellas cerradas con el tapón.
  • Colgar a cierta distancia trampas para avispas de vidrio o de arcilla poniendo en su interior el atrayente (agua con azúcar, cerveza, etc.).
  • Cultivar o tener macetas de plantas como la lavanda, el tomillo o la mejorana que son repelentes naturales.
  • Poner en la mesa una naranja o un limón con clavos de olor incrustados.
  • Usar un ventilador (a los insectos no les gusta la corriente de aire).
  • Poner una lámpara atrapa-insectos de luz ultravioleta.
  • En casos extremos, colgar una mosquitera y poner la mesa debajo, que además puede ser muy decorativo.

Para cuidar de nuestra salud y del medioambiente, debemos protegernos de los insectos sin utilizar ningún tipo de insecticida o pesticida químico (aerosoles, enchufes con pastillas o líquidos, velas o inciensos con insecticidas, trampas adhesivas con pesticidas, etc.) Por lo general, todos estos productos contienen venenos que afectan al sistema nervioso y que son eficaces pero a la larga muy perjudiciales. Además las abejas y las avispas son insectos beneficiosos y no necesitan ser controlados químicamente, por lo que deben utilizarse alternativas naturales.

Autora: Silvia K. Müller, CSN – Chemical Sensitivity Network.


PureNature